eserp

13 ingredientes para escribir un texto persuasivo

Artículos
  1. Saber de qué estás hablando. Si no conoces el producto o servicio estarás condenado a confiar cada vez más en los adjetivos. Un error en los textos persuasivos.
  2. Recordar quién está hablando. Y son las marcas, los productos y servicios que representamos los emisores de los textos persuasivos.
  3. No olvidar con quién estás hablando. Ten en mente siempre que tu consumidor es más inteligente y prudente que tú y son los receptores de los textos persuasivos.
  4. Expresar el valor y los beneficios de una marca mediante descripciones escritas o verbales.
  5. Evitar los vocablos excesivamente novedosos, el exceso de siglas, las palabras en idiomas extranjero (salvo que sea imprescindible), las palabras excesivamente cultas.
  6. Convierte la comunicación asequible para cualquiera y para eso siempre serán preferibles:
    • las frases breves a las largas,
    • omitir las palabras sobrantes y prescindir de lo innecesario,
    • optar por palabras cortas frente a las largas,
    • utilizar la puntuación porque un texto mal puntuado es difícil de entender.
  7. A los textos publicitarios el público les dedica muy poco tiempo, por lo tanto, ese texto persuasivo debe ser fácil de leer. La brevedad en una gran virtud.
  8. Los textos persuasivos deben seguir la regla de informar, sugerir y persuadir.
  9. El éxito de un producto o servicio está vinculado al conocimiento de marca. La marca es una respuesta al quién eres, cómo te llamas. Una marca es de lo más valioso que un producto o servicio puede tener.  Convierte la marca en el sujeto del texto persuasivo.
  10. El lenguaje publicitario es la diferencia entre lo que gusta y lo que se desea. Un lenguaje humano, cercano, impregnado de experiencias populares.
  11. El contenido es importante, pero al título hay que dedicarle tiempo. Los usuarios medios tienen una atención muy limitada y además compites con millones de textos persuasivos.
  12. El título tiene que cumplir las expectativas porque un buen título acompañado de un contenido pobre causa una mala imagen (piensa en los clickbait)
  13. Comienza y termina fuerte el texto persuasivo. El título es importante pero el final es lo que retiene el lector.

 

Autora: Mónica Novo Alves.

Noticias relacionadas
Suscríbete a nuestra newsletter

Esta página web únicamente utiliza cookies propias con finalidades técnicas. No se llevan a cabo recopilaciones o tratamientos de datos personales mediante cookies que requieran su consentimiento. Conozca más sobre las cookies que usamos en nuestra Política de cookies.